Guia ABE Guía ABE. Infecciones en Pediatría. Guía rápida para la selección del tratamiento antimicrobiano empírico 2014

Bronquitis (tráqueobronquitis) aguda


Fecha de actualización: 31/08/2010
(V.1.0/2010)

Cita sugerida: Albi Rodríguez S, Hernández Merino A. Bronquitis (traqueobronquitis) aguda (v.3/2010). Guía-ABE. Infecciones en Pediatría. Guía rápida para la selección del tratamiento antimicrobiano empírico [en línea] [actualizado el 31/08/2010; consultado el dd/mm/aaaa]. Disponible en http://www.guia-abe.es

Introducción / puntos clave

La bronquitis (o traqueobronquitis) aguda consiste en una inflamación transitoria que afecta a la tráquea y los bronquios principales, generalmente asociada a infecciones del tracto respiratorio. Éstas son causadas principalmente por virus y suele seguir un patrón estacional con mayor número de casos en invierno.

Tras 3-4 días de síntomas típicos de infección de vías respiratorias altas (mas frecuente en invierno) se inicia la manifestación clínica principal (a veces única), la tos. Inicialmente seca (4-6 días), se vuelve productiva en unos días (con frecuencia purulenta debido al acúmulo de leucocitos), y puede cursar en accesos y acompañarse de vómitos y dolor referido en el área traqueal/esternal (síntoma prominente en niños mayores). La tos puede durar varias semanas. Puede haber síntomas generales y fiebre, según la etiología. En el caso de que aparezca una sobreinfección bacteriana secundaria se manifiesta con fiebre y abundantes secreciones en el tracto respiratorio. En pacientes con enfermedad broncopulmonar de base, el curso clínico puede ser diferente.

El diagnóstico es clínico. La auscultación es anodina al principio, después pueden aparecer roncus, sibilancias y estertores. Los síntomas se resuelven en un máximo de 2-3 semanas (en general duración menor de 10-14 días).

La bronquitis aguda puede ser sólo una forma particular de IRVA y no merecer ser considerada como una entidad clínica específica aunque se incluye aquí por ser un diagnóstico clínico frecuente y motivar prescripciones de antimicrobianos con gran frecuencia.

La traqueitis bacteriana es una entidad específica, infrecuente, equivalente a una forma de infección bacteriana invasora, que puede constituir una verdadera urgencia médica, requiere ingreso hospitalario y tratamiento antimicrobiano agresivo. La tos recurrente o crónica que conforma el síndrome pertusoide se describe más adelante. Se excluyen las complicaciones como bronquitis recurrentes con daño permanente en la vía aérea y las reagudizaciones de la bronquitis crónica como parte de enfermedades sistémicas en niños con fibrosis quística u otras patologías específicas (asma, inmunodeficiencias, etc.).


Cambios más importantes respecto a la versión anterior: En la presente versión no se incluyen cambios significativos respecto a la versión anterior; destacar que la etiología más frecuente de la traqueobronquitis aguda es viral y que, por lo tanto, no está recomendado ningún tratamiento antibiótico en la gran mayoría de los casos.

Microorganismos causales1
Frecuentes Menos frecuentes Raros
  • Virus respiratorios2
  • Mycoplasma pneumoniae3
  • Chlamydophila pneumoniae 3
  • Rinovirus
  • Bordetella pertussis4
  • Virus del sarampión
  • Mycobacterium tuberculosis4
  • Otras bacterias5
  • Aspergillus sp.6

Estudios complementarios
  Indicados en la evaluación inicial Indicados en situaciones especiales
Laboratorio Habitualmente no necesarios
Microbiología Habitualmente no necesarios
  • Serología para Mycoplasma, Chlamydophila9, Bordetella o Legionella10
  • Cultivo (y PCR) de secreciones nasofaríngeas para Bordetella pertussis en medio especial
  • Cultivo viral o PCR para Mycoplasma en secreciones nasofaríngeas
  • Test de detección rápida de virus (VRS, gripe) en secreciones nasofaríngeas11
Imagen Habitualmente no necesarios
  • Rx de tórax

Indicaciones de ingreso hospitalario
Excepcionalmente en:
  • Algunos lactantes pequeños con cuadros compatibles con tos ferina
  • Pacientes con patologías previas (cardiopatía, neumopatía crónicas)
  • Traqueitis bacteriana. Esta patología puede ser una entidad grave y requiere ingreso y tratamiento antibiótico parenteral

Tratamiento antimicrobiano empírico
Situación Tratamiento de elección Alternativas
Bronquitis (o traqueobronquitis) aguda; cuadros típicos
  • Habitualmente no indicado13
 

Tratamiento antimicrobiano empírico en situaciones especiales
Situación Tratamiento de elección Alternativas
Cuando se sospeche infección bacteriana secundaria, portadores de neumopatías previas, bronquitis febriles que se prolongan o empeoran
  • Betalactámico resistente a betalactamasas: Amoxicilina/clavulánico, VO: 80 mg/kg/día (de amoxicilina), en 3 dosis
  • Alergia a betalactámicos: Eritromicina, VO: 30-50 mg/kg/día, en 3-4 dosis (máx 2 g/día)14
Traqueítis bacteriana
  • Betalactámico de amplio espectro, IV:
    • Amoxicilina/clavulánico: 100 mg/kg/día (de amoxicilina), en 3-4 dosis
    • Cefuroxima: 50-100 mg/kg/día, en 3 dosis
 
Sospecha de participación de Bordetella, Mycoplasma o Chlamydophila
  • Macrólido, VO:
    • Eritromicina: 30-50 mg/kg/día, en 3-4 dosis (máx 2 g/día), 7-10 días (hasta 21 días en el caso de C. pneumoniae)
    • Claritromicina: 15 mg/kg/día, en 2 dosis, 10 días (máx 500 mg/dosis)
    • Azitromicina: 10 mg/kg/día, 5 días, una dosis/día (máx 500 mg/dosis)
  • Doxiciclina (≥8 años): 2-4 mg/kg/día, en 2 dosis, 7-10 días, VO
  • Flúorquinolonas (levofloxacino o moxifloxacino) en ≥ 18 años, 7-10 días, VO

Otras medidas terapéuticas
  • En la mayoría de los casos es suficiente el tratamiento sintomático con antitérmicos, ambiente húmedo y medidas generales de soporte
  • Antitusígenos, antihistamínicos, expectorantes: en general no hay pruebas que muestren beneficios; no están recomendados; no hay datos que apoyen el uso de las hierbas tradicionales chinas
  • No hay pruebas que apoyen el uso de broncodilatadores beta-2 si no hay signos de broncoespasmo


Referencias bibliográficas
  1. Carolan PL, Callahan C. Bronchitis, Acute and Chronic. eMedicine. [actualizado el 06/05/2010; consultado el 16/08/2010]. Disponible en http://emedicine.medscape.com/article/1001332-overview.
  2. Gavranich JB, Chang AB. Antibióticos para las infecciones de las vías respiratorias inferiores (IVRI) en niños, secundarias a Mycoplasma pneumoniae, adquiridas en la comunidad (Revisión Cochrane traducida). En: La Biblioteca Cochrane Plus, 2008 Número 4. Oxford: Update Software Ltd. Disponible en: http://www.update-software.com. (Traducida de The Cochrane Library, 2008 Issue 3. Chichester, UK: John Wiley & Sons, Ltd.).
  3. Goodman DM. Bronquitis. En: Kliegman RM, Behrman RE, Jenson HB, et al. Nelson Tratado de Pediatría. 18ª edición. Elsevier; 2009.
  4. Milder E, Arnold JC. Human metapneumovirus and human bocavirus in children. Pediatr Res. 2009;65:78R-83R.
  5. O'Brien KL, Dowell SF, Schwartz B, et al. Cough Illness/Bronchitis -Principles of Judicious Use of Antimicrobial Agents-. Pediatrics. 1998;101:178-181.
  6. Smucny J, Becker L, Glazier R. Agonistas beta-2 para la bronquitis aguda (Revisión Cochrane traducida). En: La Biblioteca Cochrane Plus, 2008 Número 4. Oxford: Update Software Ltd. Disponible en: http://www.update-software.com. (Traducida de The Cochrane Library, 2008 Issue 3. Chichester, UK: John Wiley & Sons, Ltd.).
  7. Wenzel RP, Fowler AA. Clinical practice. Acute bronchitis. N Engl J Med. 2006;355:2125-30.
  8. Wei J, Ni J, Wu T, et al. Hierbas medicinales chinas para la bronquitis aguda (Revisión Cochrane traducida). En: La Biblioteca Cochrane Plus, 2008 Número 4. Oxford: Update Software Ltd. Disponible en: http://www.update-software.com. (Traducida de The Cochrane Library, 2008 Issue 3. Chichester, UK: John Wiley & Sons, Ltd.).

Abreviaturas: IRVA: infección respiratoria de vías altas. IV: vía intravenosa. Máx: máximo. PCR: reacción en cadena de la polimerasa. PrCR: proteína C reactiva. Rx: radiografía. VO: vía oral. VRS: virus respiratorio sincitial.

Notas aclaratorias
________________________

1 Además de los agentes infecciosos relacionados, también pueden causar bronquitis aguda la inhalación de gases y tóxicos, las aspiraciones de material gástrico ácido y los trastornos alérgicos.

2 En menores de 2 años: adenovirus; en niños de 2 a 5 años de edad: virus respiratorio sincitial y virus parainfluenza 3. Otros virus: rinovirus, coronavirus, influenza, paramyxovirus; también metaneumovirus y bocavirus humano (nuevos virus respiratorios asociados a infecciones respiratorias, aunque su papel como patógeno aún no está bien definido).

3 Sobre todo en niños mayores de 4 años y adolescentes.

4 En general se refieren a procesos de tos prolongada, recurrente o crónica, no considerados en este capítulo.

5 Legionella pneumophila, Corynebacterium pseudodiphteriticum, Bordetella parapertussis. También pueden causar sobreinfección en pacientes con bronquitis aguda de origen viral: Streptococcus pneumoniae, Haemophilus influenzae, Staphylococcus aureus y Moraxella catarrhalis. La traqueitis bacteriana es, en muchos casos, una sobreinfección bacteriana de una infección viral inicial.

6 En áreas endémicas con exposición significativa y en pacientes inmunocomprometidos (en general, produce infección invasiva). Aspergilosis broncopulmonar alérgica: colonización de la vía aérea en pacientes inmunocompetentes sin enfermedad invasiva, produciendo episodios de obstrucción bronquial (asma).

7 La sospecha de tos ferina puede apoyarse en los hallazgos del hemograma: leucocitosis (> 20 000/ml) con linfocitosis, aunque la ausencia de estos datos no la descarta.

8 Cuando se sospeche o deba descartarse una infección de vías bajas (neumonía) de etiología bacteriana. El estudio del esputo en general tiene poco valor en niños.

9 Idealmente aumento de 4 veces en los títulos de IgG en dos muestras separadas 3-4 semanas. Una IgM positiva con clínica compatible puede ser diagnóstica (tener en cuenta que los títulos positivos de la IgM específica pueden durar meses); puede haber falsos positivos.

10 También detección de antígenos específicos en orina.

11 Para confirmar la etiología vírica y la no necesidad de antibioterapia. Se indicarían también cuando el microorganismo sospechado es tratable, la infección está instaurada en la comunidad en ese momento y el paciente presenta síntomas compatibles.

12 En algunos cuadros febriles prolongados con afectación general y aumento del trabajo respiratorio (sospecha de neumonía asociada o atelectasia). En la bronquitis aguda puede observarse engrosamiento peribronquial inespecífico.

13 Es importante destacar la necesidad de evitar el uso de antibióticos en la mayoría de episodios de bronquitis aguda.

14 Otras alternativas: claritromicina, azitromicina.

 
Notas: la Guía-ABE se actualiza periódicamente. Los autores y editores recomiendan aplicar estas recomendaciones con sentido crítico en función de la experiencia del médico, de los condicionantes de cada paciente y del entorno asistencial concreto; así mismo se aconseja consultar también otras fuentes para minimizar la probabilidad de errores. Texto dirigido exclusivamente a profesionales.
[i] Más información en: http://www.guia-abe.es/
[*] Comentarios y sugerencias en:
laguiaabe@gmail.com
Creative Commons Con la colaboración de: Grupo Independiente de Pediatras Informatizados Exlibris Ediciones
[©] Guía-ABE, 2010. ISBN: 978-84-92848-07-2.